¿Cómo gestionar mejor las vacaciones?

19 de julio de 2022

El periodo de vacaciones en el ámbito laboral, además de ser un derecho del trabajador, es uno de los momentos clave para la prevención de riesgos laborales. 

Aunque nos cueste entenderlo a simple vista, las vacaciones suponen beneficios psicológicos y físicos sin los que podríamos caer en graves enfermedades. Un estudio del American Psychosomatic Society, psicólogos americanos, destaca que las personas que no disfrutan de sus vacaciones tienen un 30% más de probabilidades de sufrir una enfermedad cardiaca. 

Beneficios de las vacaciones

E ahí la cuestión. El periodo de vacaciones no se trata solo de un derecho sino más bien de una necesidad fisiológica. Hay que aprender a desconectar y a gestionar nuestros momentos de descanso para poder evitar así riesgos para la salud. En este blog te enseñaremos los beneficios tanto para los trabajadores como para la empresa, cómo realizar la desconexión laboral de una manera saludable y a gestionar el denominado síndrome post-vacacional.  

Beneficios de las vacaciones para trabajadores y empresa

Las vacaciones suponen un periodo de descanso para el trabajador que conlleva directamente una menor productividad de la empresa. Pero,¿es esto cierto? 

La realidad es que no. Aunque en los periodos vacacionales las empresas obtienen menores rendimientos, a la vuelta la productividad se dispara. Nos encontramos con trabajadores con un mejor estado anímico, mayor energía y aumentos de la creatividad. 

Veamos más beneficios para ambas partes recopilados de distintos informes de médicos y psicólogos:

TrabajadorEmpresa
Descenso de la presión arterial Mayor productividad a la vuelta
Alivia el estrésMejor clima laboral
Mejor el estado anímico Reduce el absentismo y la desorganización 
Potencia la calidad del sueño Trabajadores polifacéticos (al tener que cubrir aspectos de los puestos de compañeros)
Mayor productividad

¿Cómo gestionar mejor las vacaciones?

Las vacaciones son el momento de desconexión y recarga de pilas pero hay que saber aprovecharlas. Hay ciertos errores que, de cometerlos, eliminan el efecto reparador deseado.

Veamos qué debemos y que no debemos hacer durante las vacaciones: 

❌Programación excesiva de las vacaciones. Evita sobrecargarte de actividades durante las vacaciones, recuerda que el objetivo es el descanso y la desconexión.

✔️Preparar la vacaciones con antelación y dejando huecos para la improvisación 


❌ Acostarse tarde y levantarse temprano para “aprovechar el día”. 

✔️ Dormir las horas necesarias. Intenta realizar un descanso de 8h. Si eres de los que les gusta aprovechar las noches de verano recuerda compensarlo con algunas horas más por la mañana.


❌Quedarse en casa tumbado en el sofá

✔️ Evita la rutina, haz deporte, cambia la mentalidad y atrévete a innovar. Aunque el sofa es tentador, y claramente sirve para descansar, lo cierto es que no te permite desconectar al 100%. Al no estar en movimiento tu mente tiende a sobrepensar y en esos momentos, el trabajo o la vuelta de las vacaciones es una idea recurrente. 


❌ Coger llamadas de trabajo y mirar correos

✔️En la medida en la que sea posible deja el teléfono de la empresa en casa y desactiva los correos electrónicos. Si tu puesto no te lo permite, avisa a tus compañeros de que estas de vacaciones y que solamente te llamen en el caso de que nadie pueda realizar el trabajo en tu nombre. Así, si nadie te llama, estarás tranquilo y desconectado del trabajo. 


❌Pensar en el final de las vacaciones

✔️Acepta que existe un final.Aprovecha el tiempo que tienes y piensa que si no existiese el trabajo no existiría la satisfacción de tener vacaciones. Hay que tener este momento presente y afrontarlo con energía y optimismo para entrar a trabajar con lo mejor de ti.

vacaciones para el trabajador

¿Cómo evitar el síndrome postvacacional? 

El síndrome post vacacional no es una enfermedad como tal, pero sí un proceso emocional que sufren muchos trabajadores. Según los expertos, el periodo de adaptación de las vacaciones es de entre una y dos semana y es más brusco para aquellas personas que no se encuentran satisfechas con su puesto de trabajo

Para que este efecto no llegue a problemas mayores, hay actividades que pueden realizar los trabajadores y las empresas que ayudan al proceso de adaptación gradual. 

Acciones a llevar a cabo por los trabajadores

  • Vuelve de vacaciones un par de días antes de entrar al trabajo. El cambio será menos brusco.
  • No estés pendiente del reloj. Esto hará que tus horas se pasen más lentas. 
  • Avisa a la menor cantidad de gente de que te incorporas nuevamente al trabajo. 
  • Se agradecido por haberlas tenido y piensa en el corto plazo. Piensa en los fines de semana y puentes que todavía están por venir. 
  • Aprovecha tu descanso para aumentar el rendimiento en tu trabajo. Márcate unos objetivos y mantente motivado por conseguirlos. Objetivos ambiciosos que te ayuden mentalemente a continuar con la energía captada durante las vacaciones y que supongan beneficios para ti y para tu empresa. ¿Puede ser el momento de ascender?
  • Mantén pequeños hábitos de las vacaciones. Desayuna tranquilo mientras ves el periodico o la televisión, da un paseo tranquilo por las tardes antes de cenar o queda con amigos al salir del trabajo.

Acciones a llevar a cabo por la empresa

  • Pregunta a tus trabajadores sobre las vacaciones y anímales a motivarse con el trabajo actual. 
  • Cargas de trabajo más reducidas para el primer y segundo día
  • No incorpores a los trabajadores un lunes o un viernes. Tener que afrontar la semana entera después de las vacaciones puede resultarles pesado. De igual modo, solo un día de trabajo no hará que entres en la rutina. Lo óptimo es tener tres días de trabajo, tiempo suficiente para adaptarse.
  • Introduce un nuevo reto. Esto hará que cambie el chip de los empleados sintiendo que lo que hacen es diferente a lo que ya hacían. Es decir, sentirán que están en otra etapa nueva y por ello, aumentará su motivación. 
Vacaciones en la empresa

Conclusiones

Recuerda, el descanso es una necesidad biológica del ser humano. Hay que saber aprovecharla al máximo para obtener una buena estabilidad emocional. Pero este descanso no se consigue solo durante el periodo de vacaciones. Debemos saber diferenciar el trabajo y la vida personal. Dedicarnos un pequeño rato día a día a nosotros mismos para no caer en problemas de estrés, ansiedad o depresión.

Como empresa, debemos ser conscientes de estos aspectos y mantener vigilada la salud y el bienestar de nuestros trabajadores. Además, durante el año puedes llevar acabo ciertas acciones para ayudar a disminuir del estrés de los empleados. Te dejamos por aquí un documento donde vienen recogidas muchas de ellas.

Puedes compartirlo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
info@ilurodeprevencion.com
952 640 623
P.T.A. C/ Iván Pavlov, 8, Bq. 1, Bajo-B, 29590, Málaga