Carga mental de trabajo

3 de febrero de 2021

La Carga Mental de Trabajo (CMT) es un tema de estudio que incluido dentro del área de la Ergonomía Cognitiva.

Definimos CARGA MENTAL como:

“Conjunto de requerimientos mentales, cognitivos o intelectuales a los que se ve sometido el trabajador a lo largo de su jornada laboral, es decir, nivel de actividad mental o de esfuerzo intelectual necesario para desarrollar el trabajo”

Esta carga mental será inadecuada cuando las exigencias no se adapten a la capacidad de respuesta del trabajador.

¿Qué factores que contribuyen a la aparición de una carga de trabajo inadecuada?

  • Las exigencias de la tarea: recepción de la información, análisis de la misma y tiempo de respuesta.
  • Las circunstancias de trabajo: distribución del tiempo de trabajo, el ritmo de trabajo, la duración de la jornada, el número, la duración y la distribución de las pausas, etc.
  • El exterior de la organización: ruido, las vibraciones, la iluminación, la temperatura, etc.
  • El nivel de aspiración, la autoconfianza, la motivación, las actitudes y los estilos de reacción.
  • Las capacidades, la cualificación/capacitación, los conocimientos, y la experiencia.
  • La edad, el estado general, la salud, la constitución física y la nutrición.
  • El estado real y el nivel inicial de activación.

Efectos de la carga mental de trabajo:

La consecuencia más directa de una carga mental de trabajo inadecuada es la fatiga mental, que aparece cuando, para realizar una tarea, el trabajador debe hacer un esfuerzo (mental o intelectual) prolongado, al límite de sus capacidades.

Se puede considerar como el escalón anterior de muchos accidentes laborales ya que la fatiga produce un descenso del rendimiento de los trabajadores, a la vez que puede ser causa de errores.

Además, la fatiga también puede tener efectos sobre la motivación de los trabajadores haciéndola disminuir a medida que el trabajador se siente más fatigado.

La fatiga normal es completamente recuperable a través del descanso mediante pausas o la posibilidad de alternar el trabajo con otras tareas que impliquen una menor carga mental. Pero si la carga de trabajo es continua, y se mantiene el desequilibrio entre la capacidad del organismo y el esfuerzo que debe realizar para dar respuesta a las exigencias de la tarea, la fatiga deja de ser reversible para convertirse en crónica.

Medidas preventivas frente a la carga de trabajo inadecuada:

Algunas medidas para mejorar las condiciones de trabajo y adecuar las exigencias de trabajo mental a las personas son las siguientes:

  • Facilitar y orientar la atención necesaria para desempeñar el trabajo.
  • Reducir o aumentar la carga informativa para ajustarla a las capacidades de la persona, así como facilitar la adquisición de la información necesaria y relevante para realizar la tarea, etc..
  • Proporcionar las ayudas pertinentes para que la carga o esfuerzo de atención y de memoria llegue hasta niveles que sean manejables.
  • Reorganizar el tiempo de trabajo (tipo de jornada, duración, flexibilidad, etc.).
  • Rediseñar el lugar de trabajo (adecuando espacios, iluminación, ambiente sonoro, etc.).
  • Actualizar los útiles y equipos de trabajo (manuales de ayuda, listas de verificación, registros y formularios, procedimientos de trabajo, etc.) siguiendo los principios de claridad, sencillez y utilidad real.
Puedes compartirlo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
info@ilurodeprevencion.com
952 640 623
P.T.A. C/ Iván Pavlov, 8, Bq. 1, Bajo-B, 29590, Málaga

¿Quieres dejarnos tu opinión?

Tu email no se mostrará ;)